03940 Faro de la piedra Carrumeiro Chico

03940 Faro de la piedra Carrumeiro Chico

PIEDRA CARRUMEIRO CHICO
Nº Internacional D-1758
Latitud 42º 54,40N
Longitud 009º 10,80W

Datos Técnicos: Señal Luminosa
Tipo Baliza
Tipo de Marca TORRE BALIZA NEGRA BANDAS ROJAS
Altura del Plano Focal (m) 8
Marca de Tope ESFERA SOBRE ESFERA (PELIGRO AISLADO)
Características de la Luz GpD(2)
Ritmo de la Luz L 0,5 oc 1 L 0,5 oc 3
Periodo de la luz (s) 5
Color de la Luz BLANCO
Alcance Nominal Nocturno (MN) 6

IMG_4272

El bajo del Carrumeiro Chico es una piedra que apenas asoma de la superficie del agua en marea alta. Desde siempre, ha sido considerada uno de los mayores peligros para la navegación de la zona.
Certifica su peligrosidad la decena de embarcaciones que tocaron y en ella y naufragaron. Se datan sobre una decena de embarcaciones como los barcos británicos Rosalie (1905) y Albión (1908), el ruso Maria (1910); o los griegos Manoussis (1920), Constantinos Pateras (1922) y Mount Parnes (1935). De estos últimos y junto a Las Lobeiras hizo que algunos autores bautizaran esta piedra y los islotes como “el cementerio de los vapores griegos”.
En la actualidad, en los fondos marinos se localizan restos de los pecios:, anclas, restos de los cascos y estructuras de los buques y verdaderas playas submarinas formadas por los cargamentos de mineral. Incluso, a unos 40 m de profundidad, se conservan los restos intactos de uno de estos vapores.
Sin duda paraiso para avezados submarinistas.
Actualmente varias regatas de las celebradas en Galicia, tienen a este faro como puntos de virada, tal es la "Conde de Gondomar" con salida de Baiona y vuelta al mismo puerto o la "Mar de Fisterra" del RC Náutico de Portosín.

Así rompe la mar en el Carrumeiro Chico

Faro-del-Carrumeiro-Chico